Museo de Bellas Artes de Córdoba. versión imprimible

colecciones

Retablo de la flagelación. La imagen ilustra la sección Colecciones
Retablo de la flagelación

Aunque su colección fundacional nace con los fondos procedentes de los conventos cordobeses desamor­ti­zados en 1835, y en la de 1868, principalmente de naturaleza pictórica. La definitiva configuración de la colección que en la actualidad se conserva es fruto de diversas donaciones, adquisicio­nes y depósitos realizados a lo largo del tiempo. Dentro de éstas destacan como hitos más significativos por el volumen de fondos que le aporta, la donación de la Marquesa de Cabriñana (1898), la donación de Ángel Avilés (1922), el depósito de Mateo Inurria (1943), la donación Luis Bea Pelayo (1948 y 1962), la donación de Camacho Padilla (1969) y la Colección de la familia Romero de Torres (1991).


En el fondo pictórico se encuentran represen­tados la práctica totalidad de los más notables artistas relacionados con Córdoba desde la Edad Media a nuestros dias, entre los que destacan los nombres de Pedro de Córdoba, Pedro Romana, Alejo Fernández, Pablo de Céspedes, Juan de Peñalosa, Juan Luis Zambrano, Juan de Valdés Leal, Antonio del Castillo, Fray Juan del Santísimo Sacramento, Antonio Palomino, José Ignacio Cobo y Guzmán, Rafael Romero Barros, Tomás Muñoz Lucena, José Garnelo y Alda, Rafael y Julio Romero de Torres, Rafael Botí, Pedro Bueno, Equipo-57, José María Báez, José María García Parody, Desiderio Delgado, Jacinto Lara, Antonio Villatoro, Rita Rutkowski, entre otros, formando un conjunto imprescindi­ble para el conocimiento de la evolución de la pintura local.

Además destacan otros artistas de otras escuelas españolas como  José de Ribera, Valeriano Domínguez Becquer, Antonio María Esquivel o Carlos Haes.

Dentro del fondo escultórico que van desde Juan de Mesa, Duque Cornejo o Miguel Verdiguier, a Miguel Blay, Agustín Querol, Quintín de Torre, Julio Antonio, Juan Cristobal, destacando en especial Mateo Inurria Lainosa, del que el Museo conserva un significativo número de piezas.

Muy destacable es igualmente su importante colección de obras sobre papel, en la que sobresale el apartado de dibujos, con notables muestras de artistas de los siglos XVI al XX, entre los que cabría citar a Pedro de Campaña, José de Ribera, Antonio del Castillo, Antonio García Reinoso, Lucas Valdés, Miguel Verdiguier, José Camarón, Vicente López, Mariano Fortuny, Joaquín Sorolla, Rafael Romero de Torres, Mateo Inurria, etc.

Completan los fondos la Colección Romero de Torres. Adquirida por la Junta de Andalucía en 1989 y adscrita al museo en 1991. Esta colección fue formada por esta familia y se compone de tres secciones, una de artes plásticas, con obra de Rafael Romero Barros, Rafael, Enrique y Julio Romero de Torres, y de Rafael Romero de Torres Pellicer. Otra de arqueología, con piezas interesantes del periodo ibero, romano, visigodo y andalusí. Y una última sección de artes decorativas.

Además de una completa biblioteca, archivo y fonoteca.