Información general

Actualidad

Atrás

Adquisición reciente

Alonso Cano (Granada 1601-1667)
Santa María Magdalena de Pazzi, hacia 1628
Óleo sobre lienzo, 116 x 55 cm.
Adquisición de la Junta de Andalucía, 2021

Santa María Magdalena de Pazzi (1566 - 1607) fue una carmelita florentina, beatificada poco después de su muerte, en 1626  y canonizada en 1669. Tenía visiones místicas, entre ellas una en la que  creyó desclavar a Cristo de la cruz y beber la sangre de sus llagas, motivo por el que aparece con los atributos de la pasión del Señor : la corona de espinas, los clavos, la lanza de Longinos, el hisopo, la vara y el flagelo. 

La figura se representa estática, vestida con el hábito carmelita y un amplio manto que cae con plegados ampulosos y la dota de gran solidez, de una corporeidad escultórica. El único movimiento es la inclinación de la cabeza hacia su derecha sin que su rostro trasluzca nada del dramatismo del asunto representado.  El rostro que expresa introspección está realizado con gran delicadeza al igual que las manos. En ambos elementos nos demuestra Cano su gran dominio de la anatomía que plasma de modo delicado y refinado a base de veladuras. 

La obra, que salió a la luz en 1998 formaba parte, probablemente de una de las calles laterales  de alguno de los  retablos que el convento carmelita de San Alberto de Sevilla encarga al artista. Aunque no exista documentación que lo corrobore, la similitud de ejecución con otras obras de ese conjunto como la Aparición de Cristo crucificado a santa Teresa de Jesús y la Aparición de Cristo Salvador a santa Teresa de Jesús, hoy en el Museo Nacional del Prado, así parece indicarlo.

La obra tiene el interés de pertenecer al periodo sevillano de su autor. Aunque nacido en Granada en 1601 se traslada a Sevilla a los 13 años. Se forma por un breve periodo de tiempo en el taller de Francisco Pacheco con Diego Velázquez. De ahí el naturalismo de dibujo preciso y contrastes lumínicos con que aborda sus creaciones en esta etapa aunque también tuvo relacion con Juan del Castillo de quien pudo asimilar la amabilidad expresiva y el sentimiento.

Expuesta en la sala 4

Galería de imágenes