Las Colecciones

Restauración / Conservación

2015

Intervenciones en las piezas 2015

San Jerónimo penitente

Pedro de Campaña (Bruselas 1503 - Flandes, Bruselas ? 1580)
San Jerónimo penitente, hacia 1540
Óleo sobre tabla 119 x 93 cm


Esta tabla pertenecía a una colección particular sevillana y fue adquirida por la Junta de Andalucía con destino a la colección del Museo de Bellas Artes de Sevilla. Su estado de conservación era muy deficiente a nivel de soporte y de capa pictórica. Ha sido necesaria una restauración integral con el objeto de dar estabilidad al conjunto. Paralelamente se ha realizado una investigación científica consistente en un estudio radiográfico, reflectografía de infrarrojos, análisis estratigráfico e identificación de la madera.
El soporte consiste en dos grandes tablones de madera de castaño ensamblados por medio de  tres travesaños fijos sujetos con clavos de forja. La junta está reforzada por dos dobles colas de milano y por el anverso, se sujeta por varias grapas de hierro, también de forja.
El soporte ha requerido un tratamiento de limpieza y consolidación. Se han rellenado todas las grietas y fendas longitudinales que presentaba, acoplando piezas de madera en las mismas y se ha repuesto alguna pieza perdida o dañada.  
Las deficiente conservación de la obra con anterioridad a su ingreso en el museo hacía que el estado de la capa pictórica fuese muy precario, presentando múltiples golpes, rehundimientos, levantamientos y desprendimientos de los estratos pictóricos y todo tipo de estratos superficiales: barniz oscurecido y oxidado, repintes alterados y estucos desbordantes. En la pintura, se han fijado y asentado los estratos de preparación y capa policroma y se ha liberado de los estratos superficiales: barnices oxidados, repintes alterados y estucos desbordantes de anteriores intervenciones que impedían observar el cromatismo real de la pintura original. Una vez estucadas las lagunas y reintegrado el color, ha recibido un barnizado de protección.  
La obra ha sido restaurada por Fuensanta de la Paz Calatrava. Paralelamente se ha procedido a la restauración integral del marco, tallado, dorado y policromado, intervención realizada por la restauradora Anabel Benítez López.

2015

El Niño de la espina

Francisco Zurbarán (Fuente de Cantos 1598 - Madrid 1664)
El Niño de la Espina, 1625-1630 
Óleo sobre sobre tabla, 69'5 x 42'7 x 2 cm. 


Este es uno de los temas más veces pintado por Zurbarán, seguramente debido a la gran aceptación y demanda que tuvo tanto en España como en América. En la obra, Jesús aún niño, se pincha en un dedo con una de las espinas de la corona que tiene en su regazo, objeto ¿premonitorio¿ de su pasión y martirio. 
Está realizada sobre madera de caoba con muy poca preparación lo que permite apreciar con bastante claridad la huella de la herramienta usada para alisar el soporte ligneo. Se ha conservado sin deformaciones ni alabeos, sólo con dos microfisuras en el sentido de la veta que se mantienen estables. Antes de la intervención presentaba un barniz fuertemente oxidado al que se le sumaba otro coloreado con el que habrían pretendido camuflar las zonas más desgastadas y dañadas del fondo. Esto hacía que el aspecto de la obra resultase en su conjunto muy oscuro, opaco y efectista, desvirtuando el tono original de cada uno de los elementos compositivos. 
La obra se sometió a un tratamiento de conservación y restauración completo del soporte y de la pintura eliminando barnices oxidados y coloreados, repintes, depósitos superficiales y todo aquello que alteraba la obra. También se reintegraron volumétrica y cromáticamente todas las lagunas. Se finalizó con un barnizado para proteger y aportar viveza, respetando la naturaleza y el color original de la policromía. 
La restauración de la obra fue realizada por Mercedes Vega Toro con motivo de su participación en la exposición temporal ¿El gran silencio¿, celebrada en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo entre y de 2015. El marco ha sido restaurado por Ignacio Bolaños Figueredo.