Las Colecciones

Restauración / Conservación

2013

Intervenciones en las piezas 2013

Autorretrato

Antonio Cabral Bejarano

Autorretrato
1851
óleo/ lienzo
56 x 42,5 cm
Donación de Alfonso Lasso de la Vega y Pedroso, 2013

 

En el  momento de su ingreso en el  museo la obra presentaba deformaciones por destensamiento y desgarros en la tela original, bastidor en mal estado y amarilleamiento de la película superficial debido a la oxidación del barniz.

Antes de su exposición en las salas del museo ha sido necesario someterla a una restauración en la que se ha sustituido el bastidor, que había dejado de ser operativo, por otro más fuerte y de similares características. Se han colocado hilos de refuerzo y parches en los desgarros y se ha limpiado su superficie para recuperar la frescura e intensidad de los tonos originales. Se ha barnizado para proporcionar brillo e intensidad a los colores  y protegerlos frente a las radiaciones  lumínicas y agentes químicos y biológicos del ambiente, atenuando además  la oxidación que provoca el oxígeno del aire.

El marco, de época, también tenía pérdidas de fragmentos, roces y suciedad y ha sido sometido también a un tratamiento de conservación y restauración.

Antonio Cabral Bejarano fue el primer director del Museo de Bellas Artes de Sevilla, el redactor de su primer inventario y uno de los pintores más reconocidos de su época. El museo no contaba, hasta ahora, con ninguna obra suya.

La obra ha sido restaurada por Mercedes Vega Toro.

Retrato de caballero

 Valeriano Domínguez Bécquer
Retrato de caballero
1859
Óleo sobre lienzo 81 x 61,5 cm
Firmado en el borde inferior izquierdo siguiendo la forma del óvalo "Valeriano Bécquer 1859"

Lienzo pintado al óleo en formato ovalado con marco rectangular de estilo isabelino dorado y ventana oval inscrita que cubría parcialmente la firma y la fecha. En las esquinas y centro del marco exterior tiene decoración de óvulos y ramilletes florales naturalistas y ramilletes sobre fondo liso en las cuatro enjutas del interior.

Llegaba al taller en junio del 2013 con una acusada oxidación del barniz que había provocando un aspecto muy amarillento y opaco a la obra. También presentaba zonas mates y salpicaduras más visibles en la vestimenta oscura del personaje. Pero los  daños más llamativos eran los repintes virados en zonas del ropaje y frente que además cubrían mucho de la pintura original. En el fondo, sobre la cabeza, el repinte cubría un grueso estuco mal enrasado y desbordante.   

La intervención ha consistido en la eliminación de repintes y de los gruesos empastes que cubrían pintura original y provocaban incluso una ligera deformación de la zona subyacente. Se han estucado las pequeñas lagunas y se han  retocado cromáticamente  integrándolas visualmente. Se ha sustituido el barniz amarillento por otro de gran estabilidad y transparencia.

Al marco se le ha realizado un tratamiento conservativo al igual que al bastidor, pero además se le ha tenido que rebajar por el reverso del marco la caja del óvalo de la zona opuesta a la localización de la firma, con objeto de desplazarla ligeramente y dejarla completamente visible.

Restaurado por Mercedes Vega Toro.

Vanitas

Cornelius Norbertus Gysbrechts (Amberes, hacia 1610-Copenhague hacia 1675)
Vanitas, 1660
Óleo sobre lienzo, 130 x 177 cm
Firmado en la zona central en el manuscrito "C N Gysbrechts F/ Aº 1660"
Adquisición de la Junta de Andalucía, 1997

La obra presentaba un oscurecimiento general de su superficie pictórica debido a barnices oxidados y a una densa y oscura película, parecida al betún de judea, que camuflaba los numerosos daños subyacentes así como los estucos y repintes que cubrían lagunas y se adentraban en la pintura original.
Se ha realizado una fijación general de la obra y conservado la forración que tenía, pero se ha cambiado el bastidor, que no era el original, por presentar un fuerte alabeo y ataque de xilófagos. Se han colocado bordes de refuerzo en todo el perímetro respetando siempre las medidas originales de la obra. También se han eliminado todos los elementos añadidos a la superficie que la alteraban y se han reintegrado volumétrica y cromáticamente aquellos que la obra requería.
Tras la restauración, la pintura ha ganado desde el punto de vista estético y formal. Se ha conseguido una mayor profundidad espacial así como una mejor definición de los variados objetos representados que son de muy distinta naturaleza y a los que el artista ha querido dar su especial singularidad recreándose en sus diferentes matices y calidades: cristal, metal, madera, nácar, etc.
Esta Vanitas es una obra característica de Gysbrechts, pintor especializado en este tipo de temáticas y en bodegones en general. La del museo de Bellas Artes de Sevilla está dedicada al mundo del arte y en ella se pueden apreciar entre elementos simbólicos de la vanidad humana, una paleta de pintura, una escultura o una partitura musical.
La obra ha sido restaurado por Mercedes Vega Toro.