Las Colecciones

Restauración / Conservación

2011

Intervenciones en las piezas 2011

Retrato de Fray Diego de Valencina

Bilbao Martínez, Gonzalo (Sevilla, 1860 - Madrid, 1938)    
Retrato de Fray Diego de Valencina, 1915
Óleo sobre lienzo, 96,5 x 85,5  cm


Se trata de un lienzo de tafetán tipo panamá industrial de trama muy abierta por la que llega a traspasar incluso la pintura en algunas zonas,  haciéndose visible por el reverso. Como ocurre en la mayoría de los retratos de Bilbao que se conservan en el museo, posee un bastidor de escasa consistencia cuyos ensambles abiertos provocaban el destensamiento y la deformación del soporte.

La película pictórica al óleo se encontraba en buen estado de conservación aunque con levantamientos puntuales que hubo que adherir para evitar la pérdida de pintura. La superficie en general presentaba un aspecto algo opaco y amarillento debido a la oxidación del barniz por lo que se ha procedido a su limpieza y rebarnizado.

El marco se encontraba en mal estado de conservación, más desde el punto de vista estético que estructural, con numerosas lagunas y faltas de adhesión en el oro y la preparación que se han subsanado.

Tratamiento realizado: restauración parcial
-Fijación de la capa pictórica
-Acondicionamiento del bastidor
-Protección de etiqueta manuscrita
-Tensado de la obra
-Limpieza del barniz
-Se retocaron pequeños arañazos de la película pictórica
-Barnizado de protección

Restaurado por Mercedes Vega Toro para la exposición Gonzalo Bilbao Fondos del Museo de Bellas Artes de Sevilla.

Retrato de Gonzalo Bilbao

José Garnelo Alda (Enguera, Valencia, 1866 - Montilla, Córdoba, 1944)
Retrato de Gonzalo Bilbao, 1933
Óleo sobre lienzo. 96 x 77,3 cm.


Tratamiento realizado:  restauración integral. 

Soporte: tratamiento y adaptación del bastidor original, limpieza de la tela y adhesión de parches..
Capa pictórica: fijación de la película pictórica, limpieza superficial, estucado y reintegración de las faltas de pintura.
Marco: limpieza, estucado y reintegración de faltas

Restaurado por Alfonso Blanco López de Lerma para la exposición Gonzalo Bilbao. Fondos del Museo de Bellas Artes de Sevilla (24 de Noviembre de 2011 al 4 de marzo de 2012).

Retrato de Juan Ceballos

Gonzalo Bilbao Martínez (Sevilla, 1860 - Madrid, 1938)
Retrato de Juan Ceballos, 1906
Óleo sobre lienzo. 57 x 83,5  cm.

 

En general se encontraba en buen estado de conservación aunque presentaba ligeras deformaciones del soporte debido al destensamiento del lienzo causado por aberturas excesivas de los ensambles del bastidor, arañazos y levantamientos puntuales de la película pictórica y una oxidación del barniz que aportaba un cierto amarilleamiento a la obra.

Se han subsanado los problemas de tensado de lienzo y bastidor, fijado los levantamientos y realizado una limpieza del barniz y un posterior barnizado que ha propiciado la recuperación de todos los matices y gradaciones. El marco tenía también lagunas de preparación y dorado así como pérdidas de algunos fragmentos que también se se han reintegrado tanto volumétrica como cromáticamente.

Tanto el bastidor como el marco son los originales, conservando éste último el sello de Antonio Roldán de la calle Sierpes, tienda en la que se adquirió.

Tratamiento realizado: restauración parcial
-Fijación de la capa pictórica
-Acondicionamiento del bastidor
-Limpieza del barniz
-Se retocaron pequeños arañazos de la película pictórica
-Barnizado de protección

Restaurado por Mercedes Vega Toro para la exposición Gonzalo Bilbao. Fondos del Museo de Bellas Artes de Sevilla.

Retrato de Pedro Ruiz Prieto

Gonzalo Bilbao Martínez (Sevilla, 1860 - Madrid, 1938)
Retrato de Pedro Ruiz Prieto, 1924                                                 
Óleo sobre lienzo. 100 x 77 cm.


Tratamiento realizado: restauración integral.

Soporte: tratamiento y adaptación del bastidor original, limpieza de la tela y eliminación de deformaciones y adhesión de parches y bordes nuevos.
Capa pictórica: fijación de la capa pictórica, limpieza superficial y estucado y reintegración de las faltas de pintura.
Marco: limpieza, fijación de molduras, estucado y reintegración de faltas.

Restaurado por Alfonso Blanco López de Lerma para la exposición Gonzalo Bilbao. Fondos del Museo de Bellas Artes de Sevilla (del 24 de Noviembre de 2011 al 4 de marzo de 2012).

Retrato de Teresa Igual

Gonzalo Bilbao Martínez  (Sevilla, 1860 - Madrid, 1934)
Retrato de Teresa Igual, 1918
Óleo sobre lienzo. 61,5 x 35,7 cm.

 

Tratamiento realizado: restauración integral.

Soporte: tratamiento y adaptación del bastidor original, limpieza de la tela y adhesión de bordes nuevos.
Capa pictorica: fijación de la capa pictórica, limpieza de la capa pictórica, eliminación de barnices, estucado y reintegración de faltas de pintura.
Marco: limpieza, fijación de molduras, reposición de elementos faltantes.

Restaurado por Alfonso Blanco López de Lerma para la exposición Gonzalo Bilbao. Fondos del Museo de Bellas Artes de Sevilla (del 24 de Noviembre de 2011 al 4 de marzo de 2012)

San Agustín

Martín de Vos (Amberes, 1532 ¿ 1603)
San Agustín, hacia 1570
Óleo sobre tabla, 132 x 63 cm.
 

Es la última pieza en ser restaurada del tríptico del que también forman parte El Juicio final y La impresión de las llagas a San Francisco.

La obra fue sometida a un proceso completo de restauración tanto a nivel de soporte como de pintura. Los daños más importantes del soporte eran, por un lado un fuerte ataque de insectos xilófagos y por otro una separación en la unión de las tablas que provocaba inestabilidad y deformaciones.

A nivel pictórico la obra estaba cubierta por repintes generalizados que cubrían gran parte del original desvirtuando los colores y la textura. Las lagunas o pérdidas pictóricas eran también muy abundantes afectando a zonas importantes del rostro del santo y de la zona inferior. Tras la fijación completa se procedió al estucado o relleno de dichas lagunas y se reintegraron las faltas con la técnica del rigattino para diferenciar las zonas restauradas del original.

Con la restauración la obra ha podido recuperar tanto su estabilidad física como sus valores estéticos.

Obra restaurada por Mercedes Vega Toro

2012

Intervenciones en las piezas 2012

El niño del violín

José García Ramos (Sevilla 1852-1912)
El niño del violín, hacia 1900                 
Óleo sobre lienzo, 92¿7 x 56¿4 cm.
 
 
La obra está pintada al óleo sobre una preparación blanca industrial, en una tela de lino también industrial del tipo tafetán Panamá, en buen estado de conservación, con ligeras deformaciones de soporte. Va montada en un bastidor de madera con cuñas.
 
La capa pictórica presentaba craquelados, con levantamientos y pérdidas puntuales, además de algunas abrasiones y arañazos. Tenía un barniz algo oxidado, diversos repintes y suciedad superficial. La capa pictórica se fijó al soporte y posteriormente se eliminaron los repintes, el barniz oxidado y la suciedad superficial. Se limpió el dorso de la tela y el bastidor. En los bordes del tejido se situó una cinta de algodón como protección. Posteriormente se estucaron las faltas de pintura y se reintegraron, protegiendo el conjunto con barniz.
 
Tratamiento efectuado por Alfonso Blanco López de Lerma

Jardín del Alcázar

Javier de Winthuysen (Sevilla, 1874 - Barcelona, 1956)
Jardín del Alcázar
Óleo sobre lienzo, 35 x 55,5 cm.

 

Tratamiento integral de restauración:

Ha sido necesario tratar el soporte  eliminando el polvo acumulado y tensando su tela por medio de las cuñas de su bastidor, previo a someterla a un tratamiento antixilófagos y de protección del mismo.

Sobre la capa pictórica la intervención ha consistido en la fijación de los estratos de preparación y color, la limpieza de la superficie pictórica, eliminando restos de barnices y la de estratos superficiales, el estucado de lagunas de preparación y color, la reintegración de color de las mismas y el barnizado de protección.

El marco que conservaba (moldura dorada, metreada y deformada y endeble) no presentaba las condiciones ni fortaleza suficiente para dar estabilidad al bastidor donde estaba montada la obra, por lo que ha sido necesario sustituirlo por una nueva moldura dorada y metreada que ha sido reacoplada y ajustada a los cuatro ángulos con las medidas reales del lienzo,

Esta restauración ha sido realizada previa a su depósito en el Palacio de San Telmo de Sevilla.

Restaurada por Alfonso Blanco López de Lerma.

Malvaloca

José García Ramos (Sevilla 1852-1912)
Malvaloca, 1912
Óleo sobre lienzo, 99,5 x 65,5 cm
 

Está considerada como la última obra realizada por García Ramos y en ella se representa a una mujer llamada Rosita pero conocida por Malvaloca, protagonista de la obra teatral de los hermanos Álvarez Quintero que lleva su nombre y que fue estrenada en 1912.  

La obra se encuentra sin reentelar por lo que hemos podido estudiar la estructura y naturaleza del tejido del soporte que está realizado en tafetán simple de tipo industrial. Éste se encuentra algo debilitado sobretodo en los bordes y esquinas que se han reforzado con gasa natural. También tiene en el perímetro orificios del antiguo sistema de cogida, algunos a punto de desgarro, en los que se han colocado parches de gasa ajustados al daño. En la sujeción del lienzo al bastidor se han sustituido las grapas de cobre que tenía por otras de acero inoxidable y se han protegido los bordes de tejido original con cintas de algodón de ph neutro.

La capa pictórica tenía numerosos pero pequeños levantamientos, es decir falta de adhesión al soporte, que no eran muy visibles debido a que se encontraban localizados en zonas de empaste.  Aunque tenía lagunas de color, estaban muy dispersas y eran de pequeña entidad y grosor por lo que no ha habido prácticamente que estucar. La fijación generalizada de la película pictórica se ha realizado teniendo especial cuidado con la accidentada orografía de su superficie en la que se alternan pinceladas gruesas con otras de escasa materia. El resultado de la limpieza del barniz no ha sido muy llamativa ya que el amarilleamiento sufrido no era excesivo, pero la obra ha ganado en viveza, matices y cromatismo.  Se han reintegrado cromáticamente pequeñas lagunas de color y se ha barnizado.

En el estudio de reflectografía infrarroja que se emplea para ver el dibujo subyacente de la obra hemos encontrado sutiles correcciones del dibujo siendo las más llamativas las de las manos y el pie.

Se ha realizado un tratamiento conservativo en el bastidor en el que, entre otras cosas, se  han eliminado los topes de puntas sustituyéndolas por cinta metalizada autoadhesiva de cuña a bastidor. Al marco se le ha realizado una limpieza general así como la fijación y consolidación de piezas y el relleno de orificios. Por último se ha forrado con cinta de fieltro el interior de la caja del marco donde se aloja la obra para evitar roces de la pintura con la madera y se han sustituído los cáncamos por un sistema de arandela metálica abatible  (oz clip art).


Restaurada por Mercedes Vega Toro
Restauración del marco Marcos A. Moreno Costa

San Juan Bautista niño

Pedro de Mena (Granada, 1628- Málaga, 1688)
San Juan Bautista niño, 1674                 
Madera tallada y policromada, 60 x 34 cm. Peana: 21 x 32 x 28¿6 cm. 
Firmado en una pequeña placa de hueso en la peana: Ps, de mena/ Ft, Malacae/ anno 1674.
 
 
Es una talla en madera realizada en varias piezas ensambladas, y que algunas de ellas se marcan en la superficie pictórica. Está pintada al óleo, sobre una preparación blanca y con otra pintura de base para entonar. Los ojos son de cristal, pintados en el interior, y ambos partidos y con algunas manchas. Conserva pequeños restos de haber tenido pestañas adheridas.
 
La peana es de madera pintada de marrón oscuro, realizada por piezas clavadas y pegadas y en ella se inserta la placa con la firma del autor. De la parte superior surgen dos espigas que entrando por los talones de la escultura hacen que ésta se mantenga estable sobre ella.
 
Esta obra había sido intervenida en el año 1992, pero por movimientos del soporte lignario se habían producido levantamientos en cresta, ocasionando pérdidas de pintura y riesgo de que se produjeran aún más, por lo que se decidió proceder a su tratamiento.
 
Se le realizó una fijación de estratos polícromos para segurar su permanencia. Al no asentar bien unos de los pies sobre la peana se adaptaron las espigas para ello. A la peana se le repasó la adhesión de piezas y se limpió ligeramente. También se realizó una suave limpieza generalizada de la obra, sobre todo en la zona del pelo, donde incluso mantenía gotas de cera. 
Una vez que se había conseguido una unidad visual, se estucaron las faltas de policromía y se reintegraron cromaticamente a posteriori. Para finalizar se barnizó suavemente como protección.
 
Tratamiento realizado por Alfonso Blanco López de Lerma.