Las Colecciones

Incremento del PH

2004

Adquisiciones 2004

Adrien Dauzats (Burdeos, 1804 - París, 1868)

 Plaza mayor de Écija (el Salón). 1836

Lápiz sobre papel. 24,5 x 45,5 cm
Adquirido por la Junta de Andalucía para su depósito en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, 2004

 

Obra representativa de la afluencia de artistas extranjeros a Andalucía durante el siglo XIX que difundieron la imagen romántica de España. Hasta la fecha ninguna obra de este género había ingresado en el museo.


Dauzats viajó por España más de quince meses acompañando al Barón Taylor a quien el rey Luis Felipe de Orleans había encargado comprar cuadros para la galería de pintura española del Museo del Louvre. Dauzats aprovechó para realizar gran cantidad de apuntes, dibujos y acuarelas de paisajes y monumentos que alcanzaron un gran éxito en el mercado de arte y fueron subastados y dispersados a su muerte. Este parece ser el caso de esta obra, tal como acredita la impresión del sello situado en el ángulo derecho. 


El dibujo es un buen testimonio de la habilidad de Dauzats  para captar con técnica ágil y precisa, así como con gran soltura y espontaneidad, la imagen de esta monumental plaza. Muestra una vista panorámica de su mitad oriental tal y como se conservaba en 1836 por lo que se trata de la representación más antigua conocida. La amplia perspectiva le permite mostrar los rasgos esenciales de los diferentes edificios que la componían, trazados con gran atención por el detalle. Como buen romántico incluye algún detalle decorativo y pequeñas figuras que añaden aliento vital a las composiciones y nos ofrecen el testimonio cronológico de una época. Los grupos de pequeñas figuras, realizadas con rápidos y certeros trazos, se distribuyen de tal forma que refuerzan la sensación de amplitud de esta soberbia plaza así como la impresión de instantánea fotográfica
 

Francisco Varela (Sevilla, 1580/1585 - Sevilla, 1645)

Última cena. 1629

Óleo sobre lienzo. 190 x 105 cm
Adquirido por la Junta de Andalucía para su depósito en el Museo de Bellas Artes, 2004

 

Presenta afinidades con la obra del mismo tema que se conserva en la iglesia de San Bernardo de Sevilla, considerada la obra más significativa de este autor. Ésta a su vez se inspira en una obra del italiano Licio Agresti da Forlí, grabada por Cornelis Cort lo que supuso su gran difusión y utilización por parte de otros artistas. 

La escena sucede un interior clasicista tal y como se aprecia en el fondo de la composición. Los apóstoles se reúnen en círculo en una composición vertical muy marcada como si se desarrollara más en altura que en profundidad. Podemos reconocer a San Juan, el discípulo preferido, al que acoge Jesús y a Judas que, en primer término, se vuelve hacia el espectador llevando en su mano la bolsa con las monedas fruto de su traición. 

Esta pintura  presenta el interés de ser una de las escasas obras firmadas y fechadas por el artista. Igualmente su tema iconográfico, la última cena, es interesante al estar poco representado en la colección del Museo

Juan de Roelas (Flandes, hacia 1570 - Olivares 1625)

Niño Jesús Salvador

Óleo sobre tabla. 70,3 x 47,3 cm.
Adquirido por la Junta de Andalucía para su depósito en el Museo de Bellas Artes de Sevilla.

 

El Niño se cubre con una túnica blanca que alude a su infancia. Sobre ésta se dispone una roja que premoniza su dramático destino: la pasión. La pequeña cruz con estandarte simboliza su resurrección y el triunfo sobre la muerte, representada ésta por una calavera sobre la que apoya el pie con suma delicadeza. El Niño está sentado sobre una bola del mundo que representando el triunfo de la fe. La serpiente que, en el tercio inferior, está mordiendo una manzana es la manifestación del triunfo del nuevo hombre sobre el antiguo, sobre el pecado original. 

Posiblemente esta tabla perteneció a la puerta del sagrario del retablo de la sacristía de la capilla de los flamencos del desaparecido Colegio de Santo Tomás de Sevilla. En este mismo retablo se encontraba el Martirio de San Andrés, obraque se puede ver en la sala V del Museo.

Juan de Uceda (Sevilla, hacia 1570 - Sevilla, 1631)

Virgen del Rosario

Óleo sobre lienzo. 121,5 x 95 cm.
Adquisición de la Junta de Andalucía para su depósito en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, 2004

 

Obra representativa del estilo de este pintor que trabaja en Sevilla en el primer tercio del siglo XVII, en un momento en el que la pintura local se mueve entre un estilo manierista heredado del siglo anterior y las nuevas formas naturalistas introducidas con la obra de Juan de Roelas. En esta línea se encuentra esta obra en la que se aprecia un mayor realismo en el tratamiento de la luz, una incipiente expresividad en los personajes, superando, en parte, la frialdad anterior y un mejor tratamiento de las telas, menos rígidas y de pliegues menos duros y quebrados. 

Ofrece además, el interés de aportar nuevos datos sobre la obra del artista, ya representado en el Museo con La Trinidad en la Tierra y  El Tránsito de San Hermenegildo.

Sebastián de Llanos Valdés (Sevilla?, hacia 1605 - Sevilla, 1677)

San Jerónimo penitente en el estudio. 1665

Óleo sobre lienzo. 107 x 81 cm
Adquirido por la Junta de Andalucía para su depósito en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, 2004

 

Fechada en 1667, corresponde a la etapa de madurez del pintor. 

En esta obra de influencia murillesca, el santo aparece representado según su iconografía tradicional, arrodillado en la cueva y asociado a los elementos que le son característicos: los libros sagrados, la calavera, el crucifijo, los anteojos y en la esquina superior izquierda, apenas perceptible, los rojos ropajes, que aluden al cardenalato.