Las Colecciones

Incremento del PH

2015

Donaciones 2015

La hija de Vargas, 1951

Antonio Illanes (Umbrete,1901 ¿ Sevilla, 1976) Madera de cedro. 42'5 x 28 x 25 cm Donación Francisco Duque Cabrera, 2015

La citada obra es una interesante muestra de la producción de Illanes, considerado uno de los más destacados autores de la escuela escultórica sevillana del siglo XX. En ella representa a una mujer joven de raza gitana, tratada con veracidad y un estudiado hieratismo que dotan de dignidad al personaje. En ella se unen dos de las facetas más características del escultor, el retrato y el interés hacia lo popular, especialmente el mundo gitano. La obra se puede considerar una visión más modernizada de los personajes castizos tan del gusto de la estética sevillana.
Técnicamente trata el material de manera directa sin ocultar el propio trabajo del escultor ni la textura de la madera empleada. Así, amplios golpes de gubia quedan muy visibles en la zona del busto y otros menores en el rostro. Illanes, habitual policromador de sus propias obras de carácter religioso, opta frecuentemente en las profanas por dejar la madera vista, incorporando, como ocurre en este caso, textura y color del material a la estética final del retrato.
Antonio Illanes inicia su formación en la Escuela de Artes y Oficios de Sevilla, ampliándola posteriormente con alguna estancia en el extranjero y en Madrid, donde entra en contacto con destacados escultores como, entre otros, Mateo Inurria, Juan Cristóbal o Julio Antonio. Aunque su obra en ningún momento se aleja de la figuración ni abandona un cierto tradicionalismo, tendencia esta propia de la escultura sevillana contemporánea, su dominio técnico y su capacidad para dotarla de personalidad propia la hace en general superior a la de muchos de sus contemporáneos sevillanos y andaluces.
Fue un artista polifacético que abarcó un amplio repertorio de temas, desde los más diversos asuntos profanos, como el desnudo o el retrato, hasta la escultura religiosa y la imaginería procesional. Reflejo de su constante inquietud es también la amplia gama de materiales que empleó a lo largo de su carrera, aunque serán los más maleables, en concreto la madera, los más frecuentes en su producción. En el dilatado catálogo de obras de Antonio de Illanes el retrato ocupa uno de sus apartados más atractivos frente a su numerosa producción de carácter religioso que resulta, muchas veces por los gustos del cliente y salvo excepciones, más repetitiva y aferrada a la tradición.

2016

Donaciones 2016

80 grabados y litografías de tema sevillano

Las 80 obras  abarcan diferentes aspectos de la ciudad de Sevilla. Por una parte vistas generales e imágenes de sus monumentos más significativos y en un segundo apartado los más variados acontecimientos ciudadanos, como las fiestas populares más ligadas al costumbrismo pictórico, u otros eventos de carácter histórico/social o político que en su momento tuvieron su reflejo en la obra impresa. 

Incluye obras desde los siglos XVII hasta el XX, siendo el grueso de la misma las del siglo XIX. Testimonial es la presencia de obras anteriores a 1800, como tres grabados del libro Les delices de l'Espagne et Portugal de Juan Álvarez de Colmenar impresos en 1707. Entre las obras del siglo XIX ofrecidas se encuentran grabados y litografías de destacados autores tanto nacionales como extranjeros. Figuran artistas británicos como John Frederick Lewis, George Vivian y grabados sobre dibujos del pintor David Roberts para el libro The tourist in Spain de 1836 o los publicados por el mismo en su obra Picturesque Sketches in Spain taken the years 1832-1833 que alcanzaron gran difusión y contribuyeron a popularizar la imagen de la ciudad de Sevilla en Europa y América. Igualmente la presencia de obras de autores franceses incluye nombres significativos como Gustave Doré, ilustrador del libro Spain de Daviller (1876), alguno de los grabados para el conocido libro de Alexandre Laborde Voyage pittoresque et historique de l'Espagne y obras de Nicolás Chapuy. Similar relevancia tuvo en el ámbito nacional la ambiciosa obra de Genaro Pérez Villaamil España Artística y Monumental, editada en París entre 1842 y 1844, de la que se incluyen tres grabados.

En relación a las estampas del siglo XIX citadas señalar que la importancia de Sevilla dentro del mundo romántico del siglo XIX, hace que en el panorama español su presencia sea especialmente abundante, constituyendo por tanto un apartado de destacada significación en el arte de la época, en el que los medios tradicionales de reproducción seriados tienen su máximo desarrollo hasta que la aparición de la fotografía los relega a un segundo plano. Artistas españoles y extranjeros tienen en Sevilla uno de sus puntos de referencia y rara es la obra de viajes por España que no incluya a la ciudad entre sus estampas. Serán fundamentalmente autores británicos y franceses como los citados los que contribuyan a la difusión internacional de la imagen de Sevilla, influyendo tanto en los grabadores españoles como en los pintores sevillanos, que seguirán su ejemplo y recibirán de ellos una no despreciable influencia.

El resto de la colección ofrecida en donación se divide entre obras procedentes de revistas y periódicos y un grupo de obras diversas. La prensa ilustrada adquiere en la segunda mitad del siglo XIX y a inicios del siguiente su mayor esplendor y difusión. Las mejoras técnicas que abaratan costes y facilitan la inclusión de ilustraciones en las publicaciones son responsables de este desarrollo, en el que una vez más son Londres y París las ciudades que lideran la edición de este tipo de obras, con revistas como Illustrated London News y Le Monde Ilustré, aunque en general tuvieron también gran desarrollo en otros países. En esta oferta de donación se incluyen litografías de estas revistas y ejemplos de las más destacadas ediciones periódicas impresas en España, como La Ilustración Ibérica y, especialmente, La Ilustración Española y Americana, publicaciones que contaron con frecuencia con la participación de artistas sevillanos como es el caso de Arpa o García Ramos entre otros muchos.

Finalmente, el resto de obras, mayoritariamente de autores desconocidos, corresponden a dos géneros tan destacados como el de las ¿vistas y monumentos sevillanos¿ más reproducidos a nivel internacional, y el del costumbrismo, reflejo de la enorme difusión que en el siglo XIX alcanzan las escenas populares, y que fueron tan relevantes en la pintura sevillana. Significativamente escasa es, la presencia de obra gráfica de pintores sevillanos en los fondos del Museo, importante faceta del arte local, tan sólo se conservan tres grabados firmados por José Arpa. La incorporación de la colección objeto de esta donación permitiría incluir en los fondos obra gráfica de Francisco Hohenleiter, del que se incluyen tres litografías. Este destacado pintor sevillano del siglo XX tiene en sus ilustraciones una parte fundamental de su producción, no encontrándose actualmente representado, ni como pintor ni como grabador.

Las obras han sido donadas por Francisco Luque Cabrera. 

 

Mostrando el intervalo 41 - 42 de 42 resultados.