Las Colecciones

Restauración / Conservación

Restauración y conservación

Intervenciones en las piezas 2009

Atribuido a Félix Lorente. Bodegón

Atribuido a Félix Lorente (Valencia, 1712-1787)
Bodegón
Óleo sobre lienzo. 48 x 64,5 cm.
CE1720P

La restauración de este lienzo se encuentra estrechamente vinculada a la posibilidad de que fuese debido al pincel de don Félix Lorente, pintor valenciano estudiado y revalorizado en nuestros días, gracias a los trabajos de Alfonso E. Pérez Sánchez y Benito Navarrete fundamentalmente, y del que el Museo ya poseía otro, procedente al igual que éste de la colección de Ángel Avilés, donada en parte al Museo en 1922.

El deficiente estado de conservación en que se encontraba hacía necesaria una intervención de conservación y puesta al día, la cual ha sido realizada por Inmaculada Páez Domínguez, que ha procedido a su limpieza, consolidación y reintegración de lagunas y faltas. Tras ella, la vinculación con la obra del valenciano, que aunque pintor de temas religiosos y retratos se caracterizó por el tratamiento del bodegón en todas sus variantes, se hace  más evidente. En ellos Lorente introducía casi siempre motivos florales, y a veces también animales vivos que van a aparecer en primer plano sobre un interesante paisaje de fondo, a veces también relacionado con su ciudad de residencia.

Fray Juan del Santísimo Sacramento.LLanto sobre Cristo muerto

Juan de Guzmán, conocido como

Fray Juan del Santísimo Sacramento (1611- 1680): Llanto sobre Cristo muerto. Hacia 1650

Óleo sobre lienzo. 210 x 166,5 cm.

CE2120P

Esta obra llegó al Museo a raíz de la Desamortización de 1835, formando parte de una serie en medio punto sobre la pasión de Cristo al parecer procedente del extinto Convento de San Jerónimo de Valparaíso de Córdoba, cuyas integrantes no habían sido sometidas a ningún tratamiento de restauración en nuestro tiempo. Ha sido ésta, pues, la primera y con motivo de su participación en la exposición titulada La enfermedad, la muerte. Reflejos y visiones en el arte cordobés, organizada por Vimcorsa y celebrada en su sede de Córdoba entre los meses de abril y junio.


Ha sido sometida a un tratamiento de limpieza, entelado y reintegración de lagunas o faltas por parte de la restauradora Rosa Cabello (Regespa), volviendo a lucir su antiguo esplendor y pincelada típica de este pintor carmelita cordobés, que en este caso sigue al pie de la letra una segunda estampa grabada por Snyers del famoso cuadro pintado por Antón Van Dyck que se conserva en el Museo del Prado procedente de las Colecciones Reales, réplica de un original que hasta 1794 estuvo en el altar mayor del beaterio de beguinas de Amberes. 

José Cobo y Guzmán. San Juan de Dios

Atribuido a José Cobo y Guzmán (1666 ¿ 1746)

San Juan de Dios. Hacia 1700

Óleo sobre lienzo. 96 x 63 cm.

CE2192P

 

Procedente de los depósitos efectuados por el Estado en el Convento de Capuchinos de Córdoba a raíz de la primera Desamortización, aparecía en los antiguos inventarios del Museo como de autor anónimo y con el título de San Antonio de Papua con el Niño. Sin embargo, presenta la iconografía típica de San Juan de Dios, de vida religiosa hospitalaria relacionada estrechamente con Granada, y un estilo muy cercano a la manera de hacer de Cobo y Guzmán, pintor jiennense establecido en Córdoba que pintó para el Hospital de la Orden, al que ha pasado a ser atribuido, pensándose tal vez realizado con motivo de la canonización de Juan Ciudad en 1690.


Ha sido intervenido en el Museo por Inmaculada Páez Domínguez con criterios actuales, procediéndose a la limpieza, consolidación y reintegración de su primitiva capa pictórica.