Las Colecciones

Restauración / Conservación

Restauración y conservación

Intervenciones en las piezas 2013

Jarro (Cultura romana)

Material: pasta cerámica

Procedencia: Villaricos (Cuevas de Almanzora, Almería)

Dimensiones: 20,3 x 14,2 cm.

Datos históricos: Cultura romana

Decripción: Jarro con asa (pasta anaranjada)

Estado de conservación: fragmentado (22 fragmentos), e incompleto, falta el 30% del volumen total. Presentaba escamaciones y laminaciones, suciedad superficial de tierra, depósitos de carbonatos y eflorescencias de sales solubles.

Tratamiento: limpieza manual con bisturí y limpieza química con hisopos de alcohol y acetona. Eliminación de sales solubles por baños sucesivos en agua desmineralizada y secado al aire libre durante 24 horas y dos horas en estufa a 100º C. Consolidación por inmersión en paraloid B.72 al 2% en acetona. La unión de fragmentos se hace con adhesivo nitrocelulósico.

Restauradora: Lola Pardo Martínez

Marmita (S.X-XI)

Material: pasta cerámica

Procedencia: yacimiento en calle Perea, nº 7, Almería

Dimensiones: 18,8 x 21,2 cm.

Datos históricos: S. X-XI

Descripción: vasija con dos asas y tapadera. La pasta cerámica de la vasija es roja, mientras que la tapadera presenta un color amarillento. El interior contiene vedrio de color melado muy afectado por la acción de las sales.

Estado de conservación: Fragmentado, la marmita en 22 fragmentos y la tapadera en 14. La tapadera presenta faltas en un 5%. Los daños principales de ambas piezas son los mismos, destacando la falta de cohesión de la pasta, grietas, escamaciones, suciedad superficial y concreciones de sales solubles e insolubles, especialmete en la marmita.

Tratamiento: vaciado de tierra interior y cribado de la misma. Eliminación de suciedad superficial con hisopos de vulpex al 10% en agua mineralizada, paralelamente limpieza mecánica con bisturí y lápiz de fibra de vidrio para eliminar concreciones. Desalación en agua desmineralizada, baños sucesivos y secado en estufa. La consolidación se realiza por inmersión en resina acrílica al 5% en alcohol, y la reconstrucción con adhesivo nitrocelulósico.

Restauradora: Lola Pardo Martínez

Peine

Material: marfil

Procedencia: El Chuche, Benahadux (Almería)

Dimensiones: 10,30 x 4,40 cm.

Datos históricos: se data entre los siglos IV y II antes de Cristo. Cultura ibérica.

Descripción: Peine de marfil con forma trapezoidal y decoración en ambas caras con motivos geométricos, círculos concéntricos y líneas en zigzag que forman triángulos. Localizado en la década de los setenta del siglo pasado en el yacimiento del Chuche.

Estado de conservación: Se encuentra fragmentado en 17 fragmentos de los cuales 9 están pegados en intervenciones anteriores, e incompleto en un 30-40%, correspondiendo a un lateral completo y a 59 de las 73 púas que tenía inicialmente. Los deterioros principales son abrasiones, fisuras, manchas y suciedad superficial.

Tratamiento: Limpieza manual con varilla de madera en las zonas de mayor dificultad de acceso, que son el interior de los dibujos incisos y entre los arranques de púas. Limpieza química con acetona aplicada con hisopos de algodón, consolidación por inmersión hasta la saturación en parloid b.72 al 2%, secado al aire libre y adhesión de fragmentos con cyanocrilato.

Restauradora: Lola Pardo Martínez

Jarro(Qadh)

Material: pasta cerámica

 

Procedencia: Bayyana (Pechina)

 

Dimensiones: altura 24,7 cm.; diámetro máximo 15,6 cm.; diámetro boca 7,6 cm.; gr. borde 0,2 cm

 

Datos históricos: Cúltura islámica. Emiral-Califal. Siglos IX-X

 

Descripción: este jarro por su tamaño puede considerarse elemento transportador. Presenta barro blanquecino, rosado en alguna parte de su superficie exterior debido a su cocción oxidante, siendo visibles las intrusiones de mica y calizas estalladas en superficie. Torno y mano.

 

Aguada exterior. Base algo inestable y cuerpo de tendencia bitroncocónica que se estrecha formando un alto y angosto cuello troncocónico invertido, moldurado en su parte central, que remata en labio apuntado.

 

Se decora en manganeso mediante finas líneas que rodean el cuello y parte superior del cuerpo trazadas a pincel con ayuda del torno.

 

Estado de conservación: La pieza viene ya estucada y reintegrada, incluso en la zona de unión de fragmentos. Estos se encuentran mal encajados, lo que ha originado panzas y deformaciones varias. El estuco es de elevada dureza y de carácter invasivo, rebasando en elevado porcentaje las lagunas. Las áreas colindantes a las lagunas, sobre la superficie original, presentan huellas de un lijado agresivo.

 

Tratamiento: limpieza con alcohol más agua al 50%.  Para tratar las concreciones se realiza una prueba con papeta AB-57  y posterior neutralización con  agua, con tiempos de espera de hasta 12 horas; dado que no se produce remoción, finalmente se realiza la limpieza con ácido nítrico al 1%  y posterior neutralización con agua, combinado con un tratamiento mecánico (bisturí).

Una vez ejecutada esta primera limpieza, se hace necesaria la eliminación del estuco de la unión entre fragmentos para mejorar la visión de la pieza: se realiza de forma mecánica, con ayuda de bisturí, y humectando el estuco en aquellos puntos de difícil remoción. Tras  esta supresión, se eliminan antiguos restos de adhesivo mediante el empleo de acetona.

A su vez, se procede a desunir dos fragmentos de la boca, montados uno sobre otro formando escalón, y adherirlos nuevamente con adhesivo nitrocelulósico Imedio, eliminando las rebabas con acetona.

Se desplaza la deformación, mediante la nueva conformación de las lagunas (estucado puntual y posterior lijado de estuco en general), hacia la panza de uno de los frentes, procurando eliminar la deformación en el contrario, que será la cara que quede vista para la exposición.

La reintegración cromática se ejecuta mediante la técnica de estarcido, con acrílicos de  la gama de los tierra. Debido a las deformaciones que presenta la pieza, se intenta ajustar la reintegración a la tonalidad del original (si bien se mantiene el criterio de diferenciación entre original-no original).

Restauradora: Tulia Sáez Medina

 

Placa

Material: marfil

Procedencia: Villaricos (Cuevas del Almanzora)

 

Dimensiones: altura 6,75 cm.; anchura 4,55 cm.; grosor de sección 0,70 cm.

 

Datos históricos: Cultura romana

 

Descripción: Placa rectangular de marfil que representa en relieve a una figura femenina en el centro de la misma acompañada de un animal en el lado izquierdo. El perímetro se halla rodeado por una moldura de sección semicircular con una hendidura a lo largo de toda su longitud. Se conserva en buen estado a excepción de la parte inferior.

 

Podría tratarse de una representación de la diosa Artemisa, ya que la figura femenina viste chitón  recogido (túnica) e himation enrollado (capa) en el brazo derecho. La figura esta representada frontalmente, de pie e inmóvil en actitud de coger con la mano derecha una flecha del carcaj, del que solo se visualiza la correa; o bien estaría tocando el himation a la altura del hombro. La izquierda porta lo que podría ser una lanza aunque en la bibliografía consultada no se referencia explícitamente este atributo como típico de esta diosa, si no el arco. Le acompaña un animal que podría tratarse de un perro o ciervo, distintivos  ambos característicos de la divinidad.

 

Estado de conservación: Fragmentado, además de la placa se conservan 30 fragmentos de tamaño variado (de 3,1cm. a  0,4cm.). El resto son tan diminutos como el polvo. 20 corresponden al reverso y 10 al anverso. Incompleto, 15% de faltas hacia la mitad de la zona inferior impidiendo apreciarse ambas piernas, parte inferior de la lanza y del animal. Alteraciones químicas; laminaciones en la zona inferior, donde presenta la pérdida de materia, pulverulencias por la disgregación del hueso, desprendimientos a causa de las laminaciones y suciedad superficial. Alteraciones químicas; amarilleamiento y mancha marrón.

Tratamiento: Metodología basada en la mínima intervención mediante productos inócuos. Fijador inicial aplicado por goteo de jeringa en la zona inferior. Limpieza mecánica con  varilla de madera y gancho de dentista para eliminar las adherencias terrosas de mayor tamaño y limpieza química con hisopos de acetona, acetona+agua al 50% e hisopos de alcohol. Secado al aire libre y con gel de sílice en cámara de desecación. Consolidación con resina acrílica. Pegado con adhesivo nitrocelulósico. siglado mediante laca de uñas y tinta china.

Restauradora: Lola Pardo Martínez