Las Colecciones

Obras Singulares

Alabastrón con inscripción jeroglífica

Alabastro, debastado, pulimentación y abrasión.
Altura, 57 cm.; diámetro, 33,5 cm.
Protohistoria, cultura fenicia, mediados del siglo VII a.C.
Procedencia
Necrópolis de Laurita, tumba 16, Almuñécar, Granada.
Comentarios
Alabastrón egipcio de forma ovoidal con dos asas, faltándole una. Presenta una inscripción jeroglífica que rodea toda la pieza a la altura de las asas. El texto jeroglífico dice lo siguiente: "... Tu corazón se embriagará para hacer lo que place constantemente a tu corazón. Embriágate hasta la eternidad. Sé feliz estando sobrio. Lo que ella ama constantemente es la embriaguez. Trenza una corona y colócala sobre tu cabeza (después que) ella se haya untado con incienso. Actúa constantemente de acuerdo con tu corazón Protege en Bubastis al Ka de Osor(cón)..." . Bubastis es un lugar situado en el Delta del Nilo; Osorcón fue un personaje relacionado con la familia real bubastita que debió vivir en la época de los reyes libios, entre los siglos IX-VIII a.C. La inscripción es una alusión al efecto jubiloso del vino relacionado con la persona de Osorcón, que sería el receptor del vino embasado en este excepcional recipiente. Este alabastrón formaba parte del ajuar de la tumba 15 de la necrópolis de Laurita, en su interior se contenían las cenizas del difunto.

Fuente carenada con incrustaciones metálicas

Cerámica, a mano.
Altura 12 cm.; diámetro máximo, 31 cm.; botones cobre, 6 cm.
Edad del Bronce, cultura del Bronce Final, 850-750 a.C.
Procedencia
Pinos-Puente, Granada.
Comentarios
Fuente carenada con decoración de incrustaciones metálicas de bronce, con forma de casquete esférico y carena alta. Esta pieza está encuadrada dentro del horizonte Bronce Final II, que se caracteriza por los influjos que desde la cultura tartésica llegan a la zona del sureste. Los últimos momentos de este horizonte están relacionados con los primeros asentamientos fenicios en la costa. Esta fuente parece proceder del Cerro de los Infantes en Pinos Puente, donde existió un asentamiento del Bronce Final caracterizado por grandes cabañas de planta oval cuyo espacio interior no estaba compartimentado pero sí especializado en zonas de distintas tareas domésticas y artesanales.

Copa de vástago cuadrado

Cerámica, a mano.
Altura, 27 cm.; diámetro de la boca, 21 cm.; diámetro de la base, 17,9 cm.
Edad del Bronce, cultura argárica, 1.900-1.200 a.C.
Procedencia
Cerro de la Encina, Monachil, Granada.
Comentarios
Esta copa de pie alto de cerámica, realizada a mano y de cocción oxidante, presenta varias peculiaridades, como su gran tamaño, los mamelones que circundan la parte superior de la copa y la forma cuadrada de su vástago que descansa sobre una base convexa circular. La copa forma parte de la vajilla habitual utilizada en los poblados argáricos del sureste peninsular. Esta vajilla estaba compuesta por cuencos, ollas de formas simples y carenadas y vasos troncocónicos. Estos objetos se utilizaban en las cocinas domésticas y también como elementos de ajuar en los enterramientos situados debajo del suelo de las viviendas. El contexto inmediato de la pieza es poco conocido, aunque se sabe que procede del poblado argárico del Cerro de la Encima.

Sandalias de esparto

Esparto, cestería cordada y trenzada.
20 x 10 x 8 cm.; 21 x 9,8 x 8,5 cm.
Neolítico Tardío, 3.500-2.700 a.C.
Procedencia
Cueva de los Murciélagos, Albuñol, Granada.
Comentarios
La Cueva de los Murciélagos, situada en la sierra litoral de la Contraviesa junto a la localidad de Albuñol, fue descubierta en 1831 por un vecino del lugar que aprovechaba la capa de guano depositado por los murciélagos en la entrada de la cueva, sustancia que pudo ser la causante de la buena conservación de los objetos de materia orgánica depositados en su interior. En 1857 una compañía minera inició la explotación de la cueva debido a la aparición de material de plomo. Se abrieron varias salas en el interior, donde se localizaron y destruyeron objetos de gran interés arqueológico, según refiere Manuel de Góngora en su obra de 1868. Este recuperó algunos de manos de los expoliadores, con cuyos informes reconstruiría las circunstancias del descubrimiento. En el repertorio de materiales recuperados por Góngora destacan, por su excepcional conservación, los objetos realizados en esparto: distintos tipos de cestillos, tapaderas, esteras y sandalias. Las dos sandalias del Museo Arqueológico de Granada están realizadas en esparto con núcleo central compuesto, que consiste en rodear ese núcleo con una cuerda en espiral, por torsión ó trenzado, que completa la suela. Entre los objetos recuperados, están presentes también los realizados en madera de roble, como medio cuenco y dos punzones que forman parte del depósito en el Museo Arqueológico de Granada. El yacimiento de La Cueva de los Murciélagos es excepcional debido a los escasos restos orgánicos prehistóricos conservados en la Península.
— 10 Items per Page
Mostrando el intervalo 21 - 24 de 24 resultados.