Presentación Conjunto

Espacios singulares

Edificio de la Exedra

Se construye en tiempos de Adriano (117-138) y es abandonada en época tardorromana.
Ocupa una manzana de 4.000 metros cuadrados, disminuida en parte por el trazado de la muralla.
Procedencia

Edificio semipúblico de gran superficie que trasciende la función residencial para ofrecer espacios destinados al ejercicio del deporte, los baños y la reunión de sus usuarios. Ha sido interpretado como sede de una asociación o "collegium".

Ubicado en la ampliación urbana del siglo II, tiene su fachada orientada al oeste, con acceso desde el denominado cardo máximo.

Comentarios

Este edificio era posiblemente la sede de una cofradía, de un colegio o de una asociación, en la que sus miembros, unidos por la identidad profesional o por el culto a una determinada divinidad, se reúnen y afianzan lazos, llegando incluso a cuidarse del enterramiento de sus colegiados. En sus ámbitos perfectamente acondicionados cabían múltiples actividades: hospedaje, debate, ejercicio gimnástico, baño, disfrute de la música o celebración de un ágape.

Las estancias del área residencial están distribuidas en torno a un patio porticado o peristilo, caracterizado por gruesos pilares y por un estanque central de formas curvas. Destacan la sala comedor -"triclinio"- y unas letrinas ornamentadas con mosaico de motivo nilótico.

El gimnasio está situado en una altura inferior al resto del edificio. Domina en él un gran espacio rectangular abierto, una palestra para ejercicios, que comunica al fondo con una exedra abovedada y tres estancias de servicio. Por el flanco septentrional de la palestra discurre un criptopórtico: semisótano abovedado por el que se accedía a la exedra sin tener que cruzar el espacio destinado a los ejercicios. Dada su disposición y estructura es muy posible que sobre su cubierta existiera una galería abierta a la palestra.

Casa de los Pájaros

Se construye en tiempos de Adriano (117-138) y es abandonada en época tardorromana.
Ocupa una superficie de 1.700 metros cuadrados, incluyendo las "tabernae".
Procedencia

Es una de las mansiones destinadas exclusivamente a los notables de Itálica. Estas residencias destacan por su ubicación privilegiada, la calidad de la construcción y el lujo de sus acabados, así como por la extensión de la superficie habitable.

Ocupa la mitad occidental de una manzana del cardo máximo, al sur del edificio del mosaico de Neptuno.

Comentarios

Una serie de salas y distribuidores, alrededor del peristilo, facilitaban las tareas diarias del señor de la casa. Una de ellas está pavimentada con el mosaico que da nombre al inmueble.

Tras el patio porticado con columnas, en el eje del edificio, se encuentra el "triclinium" y a ambos lados se abren sendos patios menores que dan acceso a las habitaciones privadas, esencialmente, dormitorios. En esta casa se ha podido documentar que el ala norte se habitaba preferentemente en verano y la sur en invierno, idea confirmada por las características de los patios -el primero está dotado de estanque con surtidor.

Al fondo del peristilo, a la izquierda, inmediatamente antes de ingresar en el patio menor septentrional, se dispone un pequeño nicho pavimentado con mosaico que ha sido interpretado como larario: lugar donde se instalaba el altar dedicado a los dioses protectores del hogar, los "Lares".

Establecimientos comerciales

Procedencia

Son establecimientos de servicio, tiendas y talleres artesanales. Además de estos espacios, en Itálica probablemente había uno o dos mercados -"macelli"- para la adquisición de productos de primera necesidad.

Estos establecimientos, "tabernae",  ocupan los locales dispuestos en torno a los edificios residenciales.

Casa del Planetario

Su construcción se inicia en tiempos de Adriano (117-138) y experimenta diversas reformas en época tardorromana, destacando entre ellas la segregación del solar en varias unidades de habitación.
Edificio de casi 1.600 metros cuadrados de superficie, excluyendo las "tabernae" (comercios).
Procedencia

Es una de las mansiones destinadas exclusivamente a los notables de Itálica. Estas residencias destacan por su ubicación privilegiada, la calidad de la construcción y el lujo de sus acabados, así como por la extensión de la superficie habitable.

Ocupa la mitad occidental de una manzana situada entre el anfiteatro y el templo dedicado a Trajano.

Comentarios

En torno al peristilo, amplio patio porticado con columnas y jardín central, se distribuían las áreas domésticas: dormitorios -"cubicula"- y salones -"oeci"-. Las dos áreas más occidentales son las mejor conocidas, siendo entre ellas casi idénticas: un salón lateral y dos dormitorios con puertas a una sala trasera de mayor tamaño y apertura al atrio, espacio cuadrangular con una abertura en la cubierta para permitir el paso del aire, la luz y el agua de lluvia.

Al fondo del peristilo se ubicaba, coincidiendo con su eje, la sala para comidas o "triclinium" y a ambos lados nuevas estancias y patios.

El solar fue segregado en varias unidades de habitación en época tardorromana. El peristilo fue dividido en dos, de modo que su parte septentrional quedó vinculada al área doméstica, caracterizada por los mosaicos, y la superficie restante pasó a convertirse en un jardín o patio. En este nuevo patio las columnas fueron sustituidas, al sur, por potentes pilares, sobre los que se elevó una segunda planta.

Las estancias construidas al fondo del peristilo en el siglo II sufrieron la superposición de diversas estructuras relacionadas con un área de servicio de la etapa tardía.

Edificio del mosaico de Neptuno

A pesar de carecer de un registro documental completo, cabe suponer, por su ubicación y características, que estuvo en uso a partir de la época de Adriano y hasta los momentos en que se inicia el abandono de esta zona de la ciudad.
Ocupa una manzana de 6.000 metros cuadrados de superficie.
Procedencia

Excavado sólo parcialmente, ofrece datos que hacen pensar en una funcionalidad similar a la del edificio de la Exedra.

Ubicado en la ampliación urbana del siglo II, ocupa la manzana situada inmediatamente al sur del edificio de la Exedra.

Comentarios
Los baños son de cuidada factura. Hoy día pueden observarse dos habitaciones que conservan los pilares de ladrillo del "hypocaustum", en el área caliente y templada, así como el fondo de una piscina, en el área fría, que está decorado con el mosaico que da nombre al inmueble y que se cuenta entre los principales de la ciudad.

Traianeum

Empezó a construirse en tiempos de Adriano (117-138) pero quedó inconcluso.
Ocupa una hectárea de superficie: dos manzanas de la urbanización adrianea.
Procedencia

Poco se sabe de las edificaciones de culto en Itálica. Esta construcción es el único exponente suficientemente conocido de esta tipología de edificio público.

Se sitúa en una elevación destacada de la topografía italicense. De este modo, el templo dedicado al culto del emperador Trajano, por su sucesor Adriano, se convierte en emblema y símbolo de una colonia especialmente afecta a esta dinastía.

Comentarios

El conjunto, compuesto por el templo dedicado a Trajano y la plaza porticada en la que queda inscrito, permite comprender el grado de monumentalidad del programa urbanístico emprendido por el emperador Adriano en la ciudad natal de su antecesor y de su propio padre, "Hadrianus Afer".

A pesar de su alto grado de destrucción, las excavaciones arqueológicas han dado a conocer las dimensiones y la configuración de la plaza, de 86 por 56 metros en su interior, circundada por cien columnas de mármol de Eubea; pórticos con exedras que albergaban esculturas sobre pedestales; estatuas en la superficie de la explanada; fuentes; el enorme templo elevado sobre un podio de 29 por 47 metros; y un ara para los sacrificios, inscrita en un edículo rectangular situado frente al templo.

El pórtico coincide en sus planteamientos con el de la Biblioteca que erige Adriano en Alejandría, y la tipología del edificio templario, único octástilo en Hispania, es propia de los templos dedicados al culto imperial en Roma.

Instalaciones termales en edificios semipúblicos: edificio de la Exedra y edificio del mosaico de Neptuno

Su uso se inicia en la época de mayor apogeo de la ciudad, en el primer tercio del siglo II, acometiéndose diversas reformas en los años siguientes.
Procedencia

Estas instalaciones desempeñan, en un reducido espacio, las funciones de las termas públicas y estaban destinadas a satisfacer la demanda de los colectivos afincados en estos edificios semipúblicos.

Los dos edificios están ubicados en la ampliación adrianea. La fachada del primero está orientada al oeste, con acceso desde el cardo máximo, y la del segundo, al este, presentando a esta calle su trasera.

Comentarios

A las instalaciones termales del edificio de la Exedra se accedía desde el peristilo, mediante unos peldaños, y estaban organizadas en torno a un patio porticado dotado con una piscina de reducidas dimensiones. Además de esta "natatio", de agua fría, habría que añadir otras estancias bien identificadas, como el "caldarium", el "tepidarium" y el "apodyterium" o vestuario. Estas instalaciones balnearias son de gran interés, a pesar de sus reducidas dimensiones, ya que permiten observar el "hypocaustum" o cámara por la que discurría el aire caliente bajo el pavimento de la sala.

El área termal del edificio del mosaico de Neptuno está menos documentada, ya que no ha sido excavada en su totalidad. Conserva, no obstante, los pilares de ladrillos del "hypocaustum" de un "caldarium" absidado, así como un pavimento musivario, el mosaico de Neptuno que da nombre a la edificación, que ha sido interpretado como el fondo de una "natatio" cuadrangular.

Termas Mayores

Son fechadas en la época de la ampliación adrianea, aunque quizá en una segunda fase de la misma.

Todo el conjunto ocupa una superficie de más de 32.000 metros cuadrados.

Procedencia

Además de las funciones conocidas, este complejo se distingue por la presencia de una gran palestra aneja a su flanco meridional, con unas dimensiones tales que permitía, además de la práctica de los ejercicios comunes, el desarrollo de pruebas ecuestres.

Están situadas en el área de ampliación urbana adrianea, en el extremo occidental del solar urbanizado.

Comentarios

El área excavada se concentra en el centro de la manzana de los baños y en su fachada principal. El ingreso en este conjunto fabricado con "opus testaceum" se realizaría por medio de una escalinata ubicada al este, de la que sólo se conserva parte de la cimentación. El usuario accedía al vestíbulo, junto al que se situarían oficinas y salas destinadas al servicio del establecimiento. En el intervalo espacial que antecede a la "natatio" debían encontrarse los vestuarios de la misma. En su lado menor, al fondo, se abría un acceso al "frigidarium" y desde este punto podía pasarse tanto al área templada como al peristilo pavimentado con mosaico. Éste servía de nexo entre las dos temperaturas y quizás vertebraba también el paso a instalaciones complementarias, como la biblioteca o las salas de reuniones.

Antes de ingresar en la sala que antecede al gran "caldarium" hay otro espacio de notable entidad que pudo servir para articular el tránsito entre "caldarium" y "tepidarium". Este ámbito pudo utilizarse como lugar para el almacenamiento de mobiliario y de combustible, dada su situación próxima a la trasera del "caldarium", donde estaban instalados los hornos principales, "praefurnia". El área cálida estaba vertebrada en torno al "caldarium" y a ella pertenecían las estancias que lo flanquean y, muy posiblemente, la que lo separa del "frigidarium".

Aunque no están exhumadas en su extensión total, las prospecciones geofísicas de finales del siglo pasado han evidenciado un espacio rectangular anexo a los baños, circundado por exedras rectangulares y semicirculares alternas, que ha sido interpretado como una palestra.

Termas Menores

Pendiente aún de constatación arqueológica, estas termas han sido fechadas en los tiempos de Trajano (98-117) por los modos constructivos empleados, las estratigrafías de su entorno y la historiografía. En época de Adriano fue reforzada su estructura.
La superficie observable ocupa un área de cerca de 1.500 metros cuadrados.
Procedencia

Las termas son vitales en la vida del ciudadano romano. Acudía a ella para recibir masajes, tomar baños y realizar ejercicios, pero también para participar en reuniones amistosas o de negocio, escuchar a los poetas de moda, consultar la biblioteca.

Están ubicadas en el área urbana preadrianea, en la elevación donde se asentó el municipio italicense. El área que ocupan se sitúa al oeste de donde, presumiblemente, se halla el foro. Se trata de una zona urbanizada por Trajano con edificios públicos.

Comentarios

Los vestigios observables hoy en el solar son sólo una parte del edificio de época de los Antoninos. La expansión que experimenta Santiponce por este sector desde el siglo XIX ha ido ciñendo el solar de las termas hasta determinar su extensión actual, lo que significa que el subsuelo de las viviendas colindantes alberga buena parte de las estructuras o de sus cimientos.

También es todavía apreciable el desarrollo aéreo de algunas de estas estructuras en los inmuebles del flanco oriental del solar, aquellos que abren sus fachadas a la calle Adriano, en el área donde debe encontrarse la fachada principal del edificio.

En cuanto a la descripción de los modos edilicios, cabe decir que los muros de "opus testaceum", paramentos de ladrillo y núcleo de hormigón, se alzan sobre cimentaciones de "opus caementicium", fabricadas por medio de encofrados de fondo perdido.

Cisterna romana

Hay que encuadrar la fecha de su construcción en los momentos en que se proyecta la ampliación urbana del primer tercio del siglo II. Hacia el 230 la cisterna está ya inutilizada por las grietas abiertas en su estructura.
Con 5 m. de altura interior y 28,4 x 14,55 m. de planta, tuvo una capacidad de unos 900.000 litros.
Procedencia

Los acueductos conducían el agua de los manantiales y ríos hasta la ciudad, más concretamente, hasta cisternas de gran capacidad donde era embalsada y distribuida a diversos puntos estratégicos.

Aunque es segura la existencia de otros depósitos de agua, actualmente sólo conocemos la cisterna -"castellum aquae"- que se construye en el contexto de la urbanización adrianea, intramuros y al suroeste de las termas mayores.

Comentarios

Estos depósitos principales estaban conectados a otros menores, generalmente de planta circular, que desempeñaban el papel de distribuidores. Los distribuidores regulaban el flujo y enviaban el agua a los edificios de destino, según sus necesidades particulares, a través de una serie de tubos de plomo -"fistulae"-. Era un sistema eficaz -depósitos de decantación, compuertas, llaves combinadas- controlado por un nutrido cuerpo de operarios especializados.

El acueducto de Itálica pasaba a pocos metros al suroeste de la cisterna y antes de continuar hacia el área meridional de la ampliación adrianea derivaba parte de su caudal hasta el depósito. Del flanco oriental de este depósito partía una conducción que mandaba el agua directamente hasta las vecinas termas, y otra de su lado menor septentrional para alcanzar un punto, quizá un "castellum" de distribución, en la dirección del anfiteatro.

— 10 Items per Page
Mostrando el intervalo 1 - 10 de 15 resultados.