Museo de Jaén. versión imprimible

colecciones

Cabeza de lobo de El Pajarillo. La imagen ilustra la sección Colecciones.
Cabeza de lobo de El Pajarillo

El museo de Jaén consta de dos secciones, Arqueología y Bellas Artes, formando parte de esta última la rica colección de grabados. Hoy día el museo expone 1.691 piezas, tiene en depósito en otros museos más de 2.500 y en los almacenes conserva más de 150.000 piezas.

Las colecciones de la Sección de Arqueología son muy notables, no sólo por la cantidad de los materiales conservados sino por la calidad de los mismos. La colección consta de diversos fondos que representan un amplio espectro cronológico, desde los tiempos prehistóricos a la época hispanomusulmana. La procedencia de los materiales es muy variada: piezas del Museo de Bellas Artes; fondos del antiguo Museo Arqueológico Provincial; donaciones; adquisiciones; y, sobre todo, piezas procedentes de las numerosas excavaciones recientes, tanto de urgencia como sistemáticas.

En los últimos años, el aporte de materiales de la época Calcolítica ha sido extraordinario, debido a la gran cantidad de piezas procedentes de la Zona Arqueológica de Marroquíes Bajos, en la ciudad de Jaén. El museo también cuenta con numerosos materiales de gran calidad de la Cultura del Bronce, como moldes o crisoles, muchos de ellos procedentes de zonas mineras como Peñalosa, en Baños de la Encina.

La cultura ibérica es la columna vertebral del Museo, conservándose una impresionante colección de esculturas, cerámicas o metales. Baste recordar las esculturas de Cerrillo Blanco en Porcuna; las de El Pajarillo en Huelma; o las cerámicas y otros materiales de Castellanes de Ceal en Hinojares, Toya en Peal de Becerro, etc.

La época de dominio de Roma está igualmente representada en las colecciones arqueológicas, con piezas excelentes de diversos yacimientos de la provincia, como los togados de la Magdalena de Jaén; la serie de cerámica de Terra Sigillata  Hispánica de los Villares de Andújar; el balsamario en bronce de Santo Tomé; el sarcófago hispanorromano cristiano de Martos, pieza excelente del siglo IV; o el amplio conjunto de epigrafía, de gran interés toponímico, histórico y artístico.

Finalmente, han ingresado muchos y buenos materiales de época medieval en los últimos años, con interesantes ejemplos de numismática, de cerámica o de orfebrería. Asimismo, el museo tiene en depósito el Tesoro de Charilla de Alcalá la Real, notable conjunto de época califal.

Los fondos de la Sección de Bellas Artes se han conformado a lo largo del tiempo con diversos aportes: antiguos fondos de origen desamortizador; depósitos de museos, como el Museo del Prado o el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía; depósitos de instituciones, como el Ayuntamiento de Jaén o la Diputación Provincial; donaciones de particulares;  y, por supuesto, las adquisiciones de la administración responsable.

Los fondos de la colección de pintura de los siglos XIX y XX son de gran calidad, con importantes obras de pintores, como Manuel Domínguez, Vicente Palmaroli, Vicente López, Federico de Madrazo, Francisco Domingo, Eduardo Chicharro, José Nogué, Hidalgo de Caviedes, Fernando Álvarez de Sotomayor, Váquez, Díaz, Antonio López, Rafael Zabaleta, Cristóbal Ruiz, Manuel Ángeles Ortiz y un largo etcétera. Como es lógico, crece progresivamente la colección de pintores de Jaén de todas las épocas, como José Elbo, Pedro Rodríguez de la Torre o Miguel Viribay.

Mención aparte merece la colección de grabados. El museo cuenta con más de mil estampas de  los antiguos fondos del museo, como los Caprichos de Goya; el retrato de Inocencio X, de Esteve Botei; los paisajes de Haes o Campuzano; o el famoso aguafuerte En la taberna, de Ricardo Baroja. Asimismo, el museo adquirió en 1979 una colección de 482 grabados a Dimitri Papageorgiu, en la que están representados, con buenas piezas, artistas como Vázquez Díaz, Benjamín Palencia, Solana, Pancho Cossío, Cristina Mallo, Gregorio Prieto, Pablo Picasso, Chillida o Guerrero. A estos fondos se han unido diversos ingresos recientes, que convierten al museo en uno de los primeros y más importantes centros de grabado contemporáneo de toda Andalucía.