Museo Arqueológico de Sevilla. versión imprimible

colecciones

Trajano. La imagen ilustra la sección Colecciones
Trajano

La colección inicial estaba integrada por los fondos procedentes de las desamortizaciones del siglo XIX y de las excavaciones de Itálica, a las cuales vino a unirse, ya en los años 40 del siglo XX, la colección municipal, cedida en calidad de depósito por el Ayuntamiento de Sevilla. Hoy día, el museo conserva más de 60.000 piezas, entre objetos en propiedad y depósito.

Las primeras piezas que constituyeron los fondos del Museo fueron los bustos y las medallas reunidos hacia 1780 por don Francisco de Bruna, alcaide del Alcázar, en la galería que da ingreso a los salones de este edificio. Completaban este conjunto las esculturas de Trajano y Adriano, halladas en las excavaciones que el mismo señor Bruna encargó realizar en Santiponce en 1788, y la de Diana, hallada en 1900.

A estas colecciones se agregaron los objetos extraídos en las excavaciones oficiales de Itálica,  realizadas entre 1839 y 1842 por don Ivo de la Cortina, así como otros restos descubiertos en la ciudad romana, a partir de 1862, por don Demetrio de los Ríos.

En 1835 se crean las Juntas de Museos para recoger todos los objetos de arte procedentes de las desamortizaciones, cuya labor será completada por la Comisión de Monumentos Históricos y Artísticos de la Provincia de Sevilla, creada en 1844. A ellas, sobre todo a la última, se debe una labor de celo extraordinario en la búsqueda y adquisición de cuantos hallazgos arqueológicos se producían en el término de su jurisdicción, bien por medio de excavaciones patrocinadas por el Estado, bien por descubrimientos casuales o requiriendo de los particulares los objetos que tuviesen. El Inventario redactado por la Comisión de Monumentos constaba de 335 objetos.

A lo largo de los años la colección se ha ido incrementando con los materiales arqueológicos recogidos en las excavaciones realizadas en los yacimientos de la provincia.