Museo Arqueológico de Córdoba. versión imprimible

colecciones

Afrodita agachada. La imagen ilustra la sección Colecciones
Afrodita agachada

El Museo Arqueológico y Etnológico de Córdoba está considerado como uno de los museos más completos de España. A la importancia de muchas de sus piezas hay que sumar el hecho de que estamos ante una colección arqueológica completa, donde todas las épocas, desde la Prehistoria hasta la Edad Media, están muy bien representadas. Tras un tiempo en el que parecía predominar una cierta tendencia a la especialización de los museos arqueológicos en una determinada cultura o en una época concreta, el Museo Arqueológico de Córdoba pretende destacar de forma especial en el carácter continuo de su colección. Y son muy pocos los grandes museos que pueden hacer afirmaciones de este tipo.

El crecimiento de las colecciones del museo es continuo, gracias a la riqueza arqueológica del subsuelo de Córdoba a y las numerosas obras que se llevan a cabo en la ciudad, a los ingresos procedentes de los pueblos de la provincia, y a otros derivados de los proyectos de investigación. Y este crecimiento tiene su reflejo en la exposición, siendo frecuente la presentación de nuevas piezas o la renovación de las expuestas en las diferentes salas o vitrinas. Este dinamismo otorga a la exposición un carácter vivo, lejos de la imagen de rígida estabilidad que a veces tenemos de los museos.

La colección inicial, formada esencialmente con las piezas entregadas en 1868 por la Comisión Provincial de Monumentos para la formación del Museo, ha crecido considerablemente. Miles de nuevas piezas han ido ingresando en el museo gracias a donaciones o cesiones en depósito, con diferentes orígenes: realizadas por particulares; producto de incautaciones de materiales por parte de la autoridad policial ante actuaciones contrarias a la legislación sobre Patrimonio Histórico; hallazgos fortuitos de piezas;  y, sobre todo, producto de las intervenciones arqueológicas autorizadas por la Consejería de Cultura y realizadas tanto en la ciudad  como en la provincia. En ese sentido, la protección actual del patrimonio arqueológico y la reglamentación sobre las intervenciones arqueológicas de urgencia, unido al paralelo desarrollo de la investigación, han contribuido durante las últimas décadas a avanzar notablemente en el conocimiento de nuestro entorno inmediato, así como a ampliar de forma considerable las colecciones conservadas en el Museo Arqueológico y Etnológico, que hoy cuenta con más de 33.500 piezas inventariadas, habiendo sido necesaria la utilización de un almacén externo.

Es posible que una o varias piezas de interés estén fuera del museo en el momento de la visita. El gran valor de muchas de las  obras pertenecientes a la colección permanente, incluso descontextualizadas, hace que sea frecuente que alguna de ellas no se encuentre temporalmente expuesta, por estar participando en exposiciones organizadas por otras instituciones nacionales o extranjeras. La disponibilidad del museo para participar en las numerosas exposiciones temporales internacionales para las que presta piezas es una forma más de poner en valor y difundir el rico patrimonio arqueológico de la provincia. Sin embargo, aunque al realizar la visita al museo falte alguna obra en la exposición, el resto de las piezas expuestas puede cubrir perfectamente las expectativas de cualquier visitante. Y, en cualquier caso, las puertas del museo siempre seguirán abiertas para ofrecer a todo aquél que se acerque a él un paseo por la evolución histórica y cultural cordobesa.