Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera. versión imprimible

presentación del conjunto: restauración y conservación

2011 | 2007 | 2006 | 2005 | 2003 | 2002 | 2001 | 1997 | 1986 | 1968 | 1939 | 1842
subsección intervenciones en las piezas
Vista del túmulo de Menga desde el Llano de Rojas tras la intervención de Ordenación y Conservación. Ilustra la sección de Conservación/Restauración
Vista del túmulo de Menga desde el Llano de Rojas tras la intervención de Ordenación y Conservación.

Campo de los Túmulos y Llano de Rojas

Ordenación y conservación del recinto 1. Redactado por José Ramón Menéndez de Luarca y Pau Soler Serratosa.

El punto de partida de las actuaciones que se han ejecutado es el concepto actualmente imperante de paisaje arqueológico. Dentro de dicha concepción se entiende que el valor de las construcciones megalíticas deriva tanto de su monumentalidad en sí misma como de su dimensión territorial y paisajística.

 


En sustancia este proyecto trata de recuperar, en la medida de lo posible, el magnífico paisaje que presentaba la zona antes de experimentar los cambios de los últimos tiempos. Un paisaje en el que una arboleda de olivos y almendros se extendía desde la colina de los túmulos hasta el cerro de Marimacho, tal como se veía en las antiguas fotografías. Se ha posibilitado así la recuperación de un extenso parque, con la plantación de casi 300 árboles, olivos y almendros. Al mismo tiempo, se han reparando las cercas, se han creado caminos terrizos y se han eliminado las acumulaciones de cascotes y tierra. 

 

Este proyecto ha seguido las pautas marcadas por el Plan Director del Conjunto Arqueológico que, en materia de paisaje, asume las recomendaciones del estudio encargado por el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico al Centro de Estudios Paisaje y Territorio-Universidad de Sevilla, Reconocimiento de los Recursos Paisajísticos en el Ámbito Próximo de los Dólmenes de Antequera, desarrollado con motivo del Convenio Europeo del Paisaje 2000, ratificado por España en
2008.